CARÁCTER PROPIO

09.11.2013 13:45

CARÁCTER PROPIO     

                                       

Ideario del Centro Educativo: 
Colegio Diocesano “José Luis Cotallo” 


0.- Presentación


La Diócesis de Coria-Cáceres, promotora del Colegio, presenta a la Comunidad Educativa integrada por Sacerdotes, Profesores, Padres, a cuantos colaboran con ellos en la tarea educativa y a la Sociedad, en general, el presente IDEARIO, inspirador del proyecto educativo del mismo. En él se expresa la identidad de nuestro Colegio en una sociedad pluralista y se proponen los principios generales que están a la base de la formación integral de los alumnos desde una perspectiva cristiana.                                                  

I.- Principios Generales.

 
1.- Todos los hombres tienen derecho a recibir una educación adecuada, en igualdad de oportunidades con los demás y según la capacidad de cada uno. 


2.- Los Padres son los primeros y principales responsables de la educación de los hijos; tienen, por eso, el derecho de elegir para ellos el Centro Educativo que, según su conciencia, estimen más conveniente. 


3.- La Sociedad civil tiene el deber de fomentar y garantizar la acción educativa, completando o supliendo la función de la familia. 


4.- El Estado, como gestor y garante del bien común, le corresponde una acción subsidiaria y de control en materia de educación. 


5.- Cualquier persona física o jurídica tiene derecho a establecer y dirigir, en conformidad con lo establecido por las leyes, Centros Educativos inspirados en una concepción del hombre y de la Sociedad que no sea contraria a los contenidos fundamentales de la Constitución. 


6.- La Iglesia tiene derecho a establecer y dirigir, para el servicio de aquellas familias que lo deseen, Centros Educativos inspirados en la concepción cristiana del hombre y de la Sociedad. 


7.- Todo alumno tiene derecho a recibir en la Escuela a la que asiste una formación religiosa que esté de acuerdo con sus creencias. 
8.- La Iglesia tiene además el derecho a ejercer su misión evangelizadora en los Centros promovidos por la Comunidad Cristiana. 


9.- La Escuela Católica se define como la Institución que promueve el desarrollo del hombre integral porque en Cristo Hombre perfecto, todos los valores humanos encuentran su plena realización y, de allí su unidad. 


10.- Todas las responsabilidades de los Centros Educativos deben entenderse y ejercerse como un servicio que se hace a la comunidad. 

II.- La identidad cristiana del Colegio Diocesano.


1.- La Iglesia Diocesana ha promovido este Centro como un instrumento de servicio a los jóvenes y a las familias de nuestra sociedad. Con ello pretende: 


1.1.- Posibilitar el ejercicio del derecho que todo ser humano tiene a recibir una instrucción y una educación aptas para el desarrollo de su personalidad. 


1.2.- Ofrecer a los Padres de familia la posibilidad de elegir para sus hijos un tipo de educación fundamental inspirado en la concepción cristiana del Hombre y de la Historia. 


1.3.- Acoger en su ámbito escolar, en la medida en que ello sea posible, a alumnos procedentes de los sectores humanos más deprimidos. 

2.- Esta Identidad cristiana se desarrolla en una triple línea: 


2.1.- En la forma concreta de tratar a los alumnos: 


A) El Centro acoge a sus alumnos con pleno respeto a su personalidad, y les ofrece una educación apta para potenciar sus cualidades y les ayuda a buscar libre y responsablemente la verdad y a insertarse de forma adecuada en la sociedad actual. 


B) El Colegio considera al alumno el centro de toda su actividad. El derecho y el deber a educarse y ser educado, utilizando para ello los distintos medios formativos del Centro, son prevalentes a cualesquiera de ellos. 


C) El Colegio reconoce y potencia la participación de los alumnos en la organización y desarrollo de las distintas actividades del Centro, en la medida de sus capacidades. 


2.2.- En la actividad educadora y docente que el Centro lleva a cabo: 


A) Como Centro Educativo y docente, el Colegio: 


- Imparte una enseñanza científica y personalizada, que se garantiza mediante una adecuada exigencia académica. 

 


- Programa su actividad en orden al desarrollo integran de los alumnos, teniendo en cuenta los niveles académicos y la capacidad de los mismos. 


B) Como Centro Educativo Cristiano: el Colegio en su función de instrumento evangelizador de la Iglesia expone explícitamente el mensaje de Jesucristo, como ideal supremo de vida para cualquier hombre. 


C) Como Colegio de la Comunidad Diocesana, este Centro se incorpora activamente a la pastoral de la Diócesis de Coria-Cáceres, en gozosa comunión con toda la Iglesia a través del Obispo, del que se siente colaborador. Por eso: 


- Hace presente en el ámbito escolar el mensaje y la vida de la Iglesia en su misión de servicio a los hombres. 


- Se solidariza con las penas y alegrías, con las necesidades e ilusiones de los hombres más débiles en una actitud de compromiso y de esperanza. 


- Promueve la dignidad humana con criterios cristianos. 


- Colabora en las iniciativas tendentes a la educación de la fe y a su celebración. 

 

2.3.- En las características de la Comunidad Educativa: 


A) El Centro actúa como una comunidad educativa en la que todos sus miembros aceptan este Ideario cristiano y se comprometen a realizarlo en el ámbito de sus propias funciones. 


B) La Comunidad Educativa del Centro está constituida por el Obispo de la Diócesis, el Director, los Profesores, los Padres, los Alumnos y el Personal no Docente. 


C) Esta Comunidad ejerce sus funciones tomando parte activa en la gestión del Centro a nivel informativo, consultivo o decisorio según sus funciones y responsabilidades. 

III.- El objetivo fundamental: La educación integral de los alumnos. 
El Colegio Diocesano se define como una “Escuela Católica”, al servicio de sus alumnos, considerada en las siguientes perspectivas: 


1.- Dimensión Individual: El alumno es ayudado a: 

 

1.1.- Lograr una libertad responsable, que le permita tomar decisiones personales y coherentes según el dictamen de su conciencia rectamente formada. 


1.2.- Llegar a poseer un espíritu crítico que le capacite para enfrentarse a la vida y sus problemas con discernimiento y flexibilidad. 


1.3.- Desarrollar un espíritu creativo que le haga huir de la rutina y del conformismo y convertirse en agente de transformación de la Sociedad hacia metas más humanas y más cristianas. 


1.4.- Cultivar los valores estéticos y deportivos como necesarios para el desarrollo armónico de la persona humana. 


1.5.- Sentirse solidario con todos los hombres y con todos los pueblos y responsabilizarse de los problemas de nuestra Región en actitud de entrega y servicio desinteresado. 


2.- Dimensión Comunitaria: La educación del hombre incluye necesariamente la apertura a los demás. Por eso, el Centro ayuda a sus alumnos a: 

 

2.1.- Capacitarse para la cooperación y participación en la vida social mediante el trabajo en equipo y la vida comunitaria. 


2.2.- Conseguir una formación humana y profesional que le capacite para prestar a la comunidad un servicio de calidad. 


3.- Dimensión Cristiana: El Centro intenta ofrecer una educación cristiana fundamental cuyo objetivo es la promoción del “Hombre Nuevo según Jesucristo”. Por eso, se esfuerza en crear un clima de testimonio y de vivencia de la fe favorable a: 


3.1.- La opción de los alumnos por una cultura apoyada en los valores cristianos fundamentales. 


3.2.- La opción por los alumnos de una comunidad de Iglesia en la que viven el compromiso de su fe. 


3.3.- La opción por los alumnos de una actitud militante cristiana en sus relaciones con la familia, con la sociedad y con la historia. 


IV.- Pedagogía.


El Colegio Diocesano realiza su función instructiva y educadora utilizando unos métodos favorables al mejor desarrollo de esa función. Son líneas básicas de estos métodos: 


1.- La comunicación entre alumnos y formadores, base imprescindible para la convivencia y la sólida formación. 


2.- La referencia continuada a motivaciones estimulantes al trabajo y a la responsabilidad, tales como: la solidaridad, la honradez, el dominio de sí mismo, la alegría… 


3.- La disponibilidad y colaboración de los formadores con las familias de los alumnos. 


4.- La prioridad de la educación personalizada. 


V.- Evaluación y Revisión del Ideario.


1.- El presente Ideario expresa los principios básicos que inspiran la labor educativa del Centro. Por ello, es obligado punto de referencia en la elaboración de los documentos complementarios, previstos por la Legislación para los Centros Escolares. 


2.- Todos y cada uno de los miembros de la Comunidad Educativa aceptan este Ideario y se comprometen a su aplicación y desarrollo. 


3.- Al Obispo de la Diócesis le compete la evaluación y actualización de este Ideario.