Manuel Lázaro, director de un colegio diocesano en Coria-Caceres:

24.11.2013 17:12

Manuel Lázaro, director de un colegio diocesano en Coria-Caceres:

“Somos el oxígeno de la variedad”

Por  el 27 de septiembre de 2013

 

Manuel Lázaro es el nuevo director del Colegio Diocesano José Luis Cotallo. La hoja diocesana Iglesia en Coria-Cáceres, le entrevista en su entrega semanal que se distribuye este domingo 29 de septiembre.

- Ha dedicado su vida profesional a la enseñanza, ¿por qué esta vocación?

– Dios me ha dado una gran oportunidad para poder formarme como persona, como cristiano y eso ha coincidido con mis estudios (filosofía, teología) y me gusta poder compartir lo que se me ha dado con tanta generosidad, compartir conocimientos y sobre todo, aprender a pensar juntos, porque enseñar es aprender.

- Si no se hubiese dedicado a la educación, hoy sería…

– Editor o librero.

 - Una cualidad personal…

– La iniciativa y creatividad.

 - Un defecto…

– La sensación que doy de nerviosismo.

 - ¿A quién ha pedido consejo antes de empezar esta nueva etapa?

– A Dios, de verdad, me he puesto en sus manos.

 - ¿Qué ofrece la formación de un colegio concertado frente a otras opciones educativas?

– A la vocación pública, es decir, al servicio de todos los ciudadanos, pues un colegio concertado es, en definitiva, un colegio público no gestionado por la administración, el colegio concertado ofrece una educación para todos desde todos; una educación verdaderamente democrática donde se expresa la sociedad civil (que no monopoliza la administración); una oportunidad que ofrece la educación pública para que el ciudadano ejerza la libertad y el debate de los valores frente a la homogeneización a la que tienden las estructuras organizativas; somos el oxígeno de la variedad en el acuerdo común; si somos cristianos, un fundamento reconocible de crear valores humanos ofrecidos para ser compartidos en la sociedad civil: amor, compromiso, entrega, fe…

 - Ahora su nuevo cargo de director será el de coordinar los procesos educativos del centro. ¿Qué proyectos tiene en mente? ¿Seguirá con las líneas de trabajo anteriores?

– El Colegio Diocesano le debe lo que es a los anteriores directores, y en su historia más cercana a Ginés Rubio, que ha colocado al Colegio Diocesano en el siglo XXI. Por lo tanto seguiremos con lo anterior, reforzando sus valores, corrigiendo las debilidades si las hubiera y consolidando el colegio.

La idea es que el Colegio Diocesano sea un Centro Educativo abierto a la formación humana y religiosa de la sociedad de Cáceres. Pretendemos que un niño se alimente con el biberón en el Colegio y salga alimentado para llevar una vida plena, digna y satisfactoria a la entrada a la Universidad.

Pretendemos que la Guardería se transforme en Primer Ciclo de Educación Infantil; esperamos ofertar el Bachillerato y posiblemente, la Formación Profesional General y Especial (Técnico en Fútbol y Fútbol Sala) y añadiremos (con un precio asequible) actividades a la enseñanza reglada, tanto académicas (lectura guiada, estudio dirigido, acreditación del inglés), como no académicas: psicomotricidad 3-5 años; artes marciales (kárate y taekwondo) a partir de 5 años; atletismo, gimnasia deportiva y de mantenimiento, baile y danza y ¡cómo no! el club de Fútbol Diocesano.

También esperemos que los miembros de la Asociación Síndrome-Down de Cáceres compartan su maravillosa vida con nosotros y nuestras actividades (entre ellas la sección de fútbol-Down). También tenemos un gabinete psicopedagógico (Educafam). Todo ello estará abierto a la gente de la ciudad.

 (Lorena Jorna -diocesiscoriacaceres.es)